Algunos consejos prácticos sobre Malmö


Hasta hace poco Malmö era una ciudad muy poco conocida. Me podría apostar algo a que mucha gente no sabía ni ubicarla en un mapa. Gracias a Eurovisión, a partir de ahora con triste recuerdo, por lo menos sabemos dónde está y conocemos algunas cosas más de esta pequeña ciudad al sur de Suecia. Es la tercera ciudad más grande de este país, con una población de unos trescientos mil habitantes y es la capital de la provincia de Escania.

Parte de mi pequeña familia vive o ha vivido allí. Mis primos, mitad suecos mitad españoles, se han criado y han estudiado en Malmö. Desde hace años había oído hablar de esta ciudad y eran muchas las ganas que tenía por conocerla.
Por eso, aprovechando un viaje que hice con Elisa hace seis años a Copenhague, cruzamos el puente Öresund que une Dinamarca y Suecia y en media hora nos plantamos allí.

Fotografía de Silvia Man

El Puente Öresund. Fotografía de Silvia Man

Mi estancia en Malmö fue corta, unas cuantas horas. Como no me gusta escribir ni hablar de algo que no conozco o he disfrutado, le he pedido a mi primo Rubén que me de algunos consejos útiles por si os animáis a ir de escapada algún día. Yo también me lo apunto para la próxima vez que vaya. Lo más seguro es que sea en breve.

Para empezar hablaremos de los hoteles. Por ubicación, los mejores son el Elite Savoy entre la estación central y la Plaza Mayor (Stortorget), el Scandic Hotel Kramer en Stortorget, el Scandic St Jörgen cerca de Gustav Adolfstorg o el Scandic Triangeln en la plaza Triangeln.

En cuanto a restaurantes, estas recomendaciones: el Steakhose Lillatorg en plaza Lilla Torg, el Koj (sitio de sushi) en esa misma plaza, Salt&Brygga en Västra Hamnen, Rådhuskällaren en Stortorget y el Sankt Markus Vinkällare en Gustav Adolfs Torg (buena cava de vinos, muy cuco para cenar). A los suecos les gusta mucho las salsas por tanto casi todos los platos suelen venir acompañados de ricos caldos. Para los carnívoros, (mi primo y yo coincidimos en gustos) lo mejor es pedir los filé mignon, entrecotes, pato o ganso.

Suecia está plagada de vegetarianos por lo que todos los restaurantes suelen tener buenos platos para ellos. Para los amantes del pescado, la recomendación es salmón en cualquiera de sus variedades.

La playa Ribersborgs. Fotografía de Jaque de Viiliers

La playa Ribersborgs. Fotografía de Jaque de Viiliers

A tener en cuenta los horarios:

Se suele poder almorzar indistintamente entre las 11:30 y las 14:00, y para cenar, desde las 18:00 y las 21:00 (la mayoría de los restaurantes cierran las cocinas a las 22:00-23:00) por lo que conviene adelantar las comidas un par de horas.

Personalmente no soy de los que sale de marcha cuando voy de viaje, pero no está de más saber algunos locales de moda y precios para poder manejarte mejor por la noche. Si sois nocturnos, tomad nota:

La mejor discoteca es Étage en plena Stortorget, cierra a las 5:00 am y el día que está más de moda es los sábados. Conviene llegar a las 22:00-23:00 que es cuando abren. Pagas la entrada, y te dan el sello con el que luego puedes entrar sin esperar ya que si llegas más tarde de las 00:00, lo normal es que te chupes entre 30 y 50 minutos de cola. Además, la entrada antes de las 23:00 suele costar un 50% menos. Una vez que te han puesto el sello, te vas a Lilla Torg (Plaza pequeña) a cualquiera de los bares a tomar algo. Están todos juntos. En verano con terrazas y en invierno suelen poner una minipista de patinaje en medio de la plaza. Sobre la una de la mañana te vas al Etage y entras comodamente.

Los porteros suelen ser un tanto especiales cuando ven grupos de extranjeros, por lo que es recomendable no ir montando follón en la entrada. La media de edad ronda los 30 años (aunque hay que tener 25 para entrar, siempre se cuela mucha gente de 20 para arriba).

Otro sitio más “senior” es  Swing-In, pero aquí la media de edad, ya sube a los 50 primaveras. También cierra a las cinco de la mañana.

La zona de Lilla Torg tiene 5-6 bares (con terraza en verano) perfecta para tomar cervezas/copas e incluso comer/cenar. Los bares cierran a la una de la mañana los fines de semana y a las doce a diario.

Plaza Gustav Adolfs. Fotografía de Miriam Preis

Plaza Gustav Adolfs. Fotografía de Miriam Preis

En los restaurantes, comer o cenar con vino o cervezas no baja de 400 SEK (unos 45-50 €). Cuando pides una copa tienes que especificar la media de alcohol (0,4 ó 0,6). Lo mejor es pedir 0,6 de lo contrario no te va a saber más que a refresco de cola. El coste de las copas suele rondar entre los 10 y 15 €. Se sirven en vaso americano y con el hielo picado que se derrite en nada. Por lo que es recomendable pedir cerveza, 60 SEK (7 euros).

Turning Torso, de Santiago Calatrava. Fotografía de Silvia Man

Turning Torso, de Santiago Calatrava. Fotografía de Silvia Man

Hay unos cuantos sitios que no te puedes perder en Malmö como son las plazas Stortorget, Lilla Torg, Gustav Adolfs Torg o los parques Kungsparken y Pildamsparken. Así como visitar o dar un paseo por Västra Hamnen, con vistas al mar, y al puente que une Malmö con Copenhague. En esta zona está el edificio Turning Torso diseñado por Santiago Calatrava de 190 metros (25 pisos). Es el edificio más alto de Escandinavia y desde el tenemos una vista panorámica de toda la ciudad.

Por el clima tan dura que padecen, los suecos aprovechan al máximo el poco sol de que disfrutan. En cuanto salen dos rayos de sol, se sienta en las terrazas, aunque sea en febrero a 5 bajo cero con bufanda, guantes, gorro y mantita. Por esto es recomendable visitar Malmö a finales de junio o el mes de julio, que es cuando más altas temperaturas tienen.

En agosto se celebra el “Malmö Festivalen”. Dura una semana y ponen puestos por toda la zona peatonal de la ciudad con comida de todos los países y carpas para cerveza. En Stortorget instalan además una noria y un escenario para conciertos.

Aquí mi primo Rubén :)

Aquí mi primo Rubén 🙂

Si os alojáis en Malmö, además de Copenhague, merece la pena alguna otra excursión. Hay un billete de tren que se llama Öresund Runt que te lleva a lo largo de la región Öresund (tanto la parte danesa como la sueca). Lund es la ciudad universitaria ubicada a unos 20 km, fundada en 1666 con el fin de culturizar la región de Skåne (Escania en español) que perteneció a Dinamarca hasta 1658. No dejes de visitar Domkyrkan (la catedral) y pasear por sus calles pequeñas.

Otra opción es ir a Helsingborg, una ciudad que está a 80 km. Es muy pequeña pero merece la pena visitarla sólo por entrar a su museo de Sofiero.

También podemos ir a Helsingborg y allí coger un barquita que tarda menos de 30 minutos hasta Helsingör, un pueblo encantador danés.

Espero que todas estas pistas os animen a ir a Malmö y poder conocerla un poco mejor.

Besos y abrazos para todos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s