Os quiero recomendar (ahora cine)

En el mes de abril, en el día del libro, os recomendaba unas cuantas lecturas que a mi personalmente me habían marcado en algo o los recordaba con especial cariño. Hoy quiero hacer lo mismo, pero con películas. La idea me la ha dado mi hijo, que de buena mañana en la cama, mientras nos desperezábamos, me ha hecho esta pregunta: de pequeño, ¿cuál era tu película preferida?

Hace poco mi amiga Mª Carmen me preguntaba si yo era experto en cine o controlaba sobre el tema. Me lo preguntaba porque como sabéis, cuelgo muchos cortos de cine y animados.

Pues no, no lo soy y tampoco lo pretendo. Ya he dicho en más de una ocasión que no soy experto en nada. Simplemente me encanta y me gusta compartirlo. Me gusta navegar y encontrarme con perlitas que nunca he visto.

Todas me dejaron marcado o con algún recuerdo. Os quiero contar el de Érase una vez América.

Me acuerdo perfectamente del día. La vi en casa de mis tíos de Villaviciosa (Asturias). Mis padres se habían ido de tapeo con mis tíos y seguro que pensaron: “les dejamos esta peli de tres horas y cuarenta y cinco minutos y seguro que caen redondos y nos da tiempo a comer y beber a gusto”. Pues gracias. Me enseñasteis una joya del cine. Cuando volvisteis, sorprendentemente seguíamos despiertos 🙂

Para seguir la costumbre, os voy a enumerar 20 películas que creo (con humildad) no debéis dejar de ver. Aunque supongo que conoceréis todas. Estas son:

  1. Érase una vez América (1984).
  2. El club de los poetas muertos (1989).
  3. El Padrino (1972).
  4. Alguien voló sobre el nido del cuco (1975).
  5. Con faldas y a lo loco (1959).
  6. El silencio de los corderos (1991).
  7. La guerra de las galaxias (1980).
  8. Wall-e (2008).
  9. Matrix (1999).
  10. Con la muerte en los talones (1959).
  11. En el nombre del padre (1993).
  12. La vida de Brian (1979).
  13. Encuentros en la tercera fase (1977).
  14. Ser o no ser (1942).
  15. El jovencito Frankestein (1974).
  16. En busca del arca perdida (1981).
  17. Sospechosos habituales (1995).
  18. Uno de los nuestros (1990).
  19. Cinema Paradiso (1989).
  20. Tiburón (1975).

Y os diría mil más. Pero aquí lo dejo. Si hay alguna que no la hayáis visto, para esta tarde de sábado creo que puede ser un buen plan.

Espero que os gusten y os dejen tantos y tan buenos recuerdos como a mi. Besos y abrazos para todos.

TCACH fotografías

Hoy es otro gran día para celebrar algo importante en mi vida. Mi querida mujer Elisa, se tira a la piscina y os presenta su nuevo proyecto, Tcach Fotografías.

Después de un duro año de master de fotografía en el EFTI, y a la espera de lanzar su web, os presenta este blog con trabajos que ha ido realizando en su estudio.

Aunque su especialidad son los retratos de niños, podéis contar con ella para otros campos: publicidad, moda y eventos.

Seguro que es el comienzo de una gran profesional. Yo estoy convencido de ello. Y así lo deseo, para que yo me pueda retirar y vivir de ella 🙂

Espero que os guste. Besos y abrazos para todos.

Os quiero recomendar

Hoy, saliendo del trabajo, he tenido la grata sorpresa de encontrarme toda la Gran Vía llena de puestos de libreros. Y lo mejor de todo, repletos de gente. No sé si repletos para regalar, o repletos para comprar y leer o, para comprar y dejar el libro en la estantería sine die. Pero reconozco que me ha gustado esa visión.

Y me ha hecho recordar cuando hace años, devoraba los libros de tres en tres. Ahora por pereza o simplemente, sin tener ninguna excusa, mi ritmo de lectura es tristemente todo lo contrario. Aunque este último año, usando el transporte público, estoy cogiendo de nuevo carrerilla.

Pero como decía, me ha hecho recordar otros tiempos. Recordaba como en mi época de estudiante tenía un archivo en Word (muy básico) donde iba apuntando todos los libros que me leía. Anotaba por supuesto el nombre del escritor y al lado, alguna anotación relevante. Me gustaba ver como esa lista iba creciendo sin orden y sentido.

Ese archivo se lo debió de comer algún virus informático. Y me da pena, porque ahora no recuerdo algunos libros que me leí hace años. Pero aún así, los preferidos o los que por algún motivo me marcaron o dejaron un eterno recuerdo, son los que os pongo. Sé que faltan algunos clásicos, pero como se suele decir: para gustos, colores.

No voy a explicar el por qué de cada uno de estos libros. Hago una excepción con el primero, Al este del Edén. Creo recordar que lo leí con unos 15 años. Hasta esa edad había leido mucho por gusto o por obligación, pero recuerdo que fue el punto de inflexión para mi en la lectura y culpable de comerme los libros.

Seguro que habéis leído la mayoría, pero por si acaso, os quiero recomendar estos veinte, aunque os recomendaría otros veinte más:

  1. Al Este del Edén, John Steinbeck.
  2. El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, Miguel de Cervantes.
  3. Los renglones torcidos de Dios, Torcuato Luca de Tena.
  4. Hamlet, William Shakespeare.
  5. Artículos, Mariano José de Larra.
  6. El sombrero de tres picos, Pedro Antonio de Alarcón.
  7. El nombre de la rosa, Umberto Eco.
  8. La familia de Pascual Duarte, Camilo José Cela.
  9. Los hermanos Karamazov, Fiódor Dostoyevski.
  10. Rebelión en la granja, George Orwell.
  11. A sangre fría, Truman Capote.
  12. La insoportable levedad del ser, Milan Kundera.
  13. El viejo y el mar. Ernest Hemingway
  14. El arte de la guerra, Sun Tzu.
  15. 1984, George Orwell.
  16. El médico, Noah Gordon.
  17. Más grandes que el amor, Dominique Lapierre.
  18. No sin mi hija, Betty Mahmoody.
  19. El perfume, historia de un asesino, Patrick Süskind.
  20. Los santos inocentes, Miguel Delibes.
Espero que os gusten y os dejen tantos y tan buenos recuerdos como a mi. Besos y abrazos para todos.

El Jovencito Frankenstein

Inauguro hoy, con El jovencito Frankestein, una nueva categoría: Mis recomendaciones. Allá cada uno seguirlas o no, pero advierto que merece la pena que me hagáis caso :).

Todavía tengo grabado el día que fui a ver esta película con mis padres. Recuerdo que fue en Gran Vía, cuando existían todavía aquellos cines fantásticos transformados hoy en teatros o multicines. Tendría unos diez años cuando ocurrió esto. Mi primera impresión fue no querer entrar. Ver a un monstruo como Frankestein, en blanco y negro, no era para un niño de esa edad algo que le apeteciera mucho. Había planes mejores en los que pensar, como tomarse una ricas tortitas con nata y chocolate en Nebraska.

Sólo tengo que decir que para mi es una de las mejores y más divertidas películas que he visto a lo largo de mi vida. Una obra maestra que uno no debe dejar de ver. Está claro que con esa edad no entiendes muchas cosas y menos por qué se ríen tus padres a carcajadas viendo a un jorobado con ojos saltones. Aunque han pasado 36 años desde el estreno, todavía me encuentro con gente que no la ha visto o no conocen esta obra de arte. Si eres uno de esos, ya estás tardando más de la cuenta.

Mel Brooks siempre ha pensado que esta película es la mejor que ha dirigido. Humor y diálogos al alcance de muy pocos. Para muestra, este pequeño corto de Igor y el Doctor Frankestein cuando se conocen en la estación de tren. Espero que os guste. Besos y abrazos para todos.