Paseando por Arreau, Francia

Creo que tengo una sana costumbre que muchos compartiréis conmigo y es la siguiente: cuando voy de viaje a algún sitio, intento aprovechar el tiempo lo máximo posible y ver cuantas más cosas mejor. Pienso que puede ser la primera y última vez que vaya a ese destino y no me quiero perder la oportunidad de exprimir sus rincones.

Cuando voy a cualquier punto del planeta – me da igual que sea de sol y playa, interior o ciudad –  no me gusta pasar todos los días en el mismo sitio y no investigar, casi siempre a la aventura, sus alrededor o ciudades cercanas. Coger el coche sin un punto fijo me ha dado muchas alegrías. Además, me suele fastidiar bastante cuando vuelvo de un viaje y Fulano me dice: “¿Y no viste tal o cual cosa? Te has perdido una maravilla” Prefiero vivir en la ignorancia turística a que me pongan los dientes largos.

Arreau

Siguiendo esta máxima viajera, la puse en práctica en la #quedadaesqui2013 que se realizó este año en Saint Lary Soulan.

El sábado hizo ventisca y aprovechamos para escaparnos a Arreau. Ya nos había comentado el director de la oficina de turismo de Saint Lary la noche anterior que era un pueblo precioso y que merecía la pena ir a verlo. Me alegro mucho de haber seguido su consejo.

Arreau

Arreau se encuentra a unos 12 kilómetros de Saint Lary Soulan y a unos 80 de la frontera con España. Está hermanada con otra bella localidad española que conocimos el día siguiente a la vuelta de este viaje, Ainsa.

Arreau

Esta preciosa villa se encuentra en un antiguo itinerario secundario del Camino de Santiago, el llamado Camino del Piedemonte. También es conocida por estar normalmente todos los años en otra ruta muy famosa y deportiva. Suele ser paso para las etapas reinas de los Pirineos en el Tour de Francia.

Arreau

Para los amantes del turismo activo y deportivo, es un destino perfecto. Arreau es conocido en la zona por la gran variedad de actividades de riesgo que se pueden realizar: rafting, escalada, senderismo, parapente, etc… En invierno: trineo con perros, esquí o esquí de fondo.

Arreau

Además del enclave, lo que llama la atención de Arreau es la arquitectura, típica de la zona pirenaica. Dicho esto, la villa es pequeña y tiene pocos lugares de interés o monumentos que destaquen. Quizá la capilla de Nuestra Señora de Escalère. Esta pequeña capilla esconde un Cristo con un par de características peculiares: los pies los tiene separados y no cruzados y la herida de la lanza la tiene en el lado izquierdo de su costado, el  contrario según la historia.

Arreau

La pequeña villa se encuentra en la confluencia de los ríos Neste y Neste du Louron. Las vistas de Arraeu desde ese punto me recordó, salvando mucho las distancias, a la Isla de la Cité en París, donde se ubica la catedral de Notre Dame. Parece que está enclavada en  una pequeña isla en medio de la inmensidad de los Pirineos.

Arreau

Si pasáis por esa zona u os coge de paso a otro sitio, os aseguro que merece mucho la pena parar y recorrer esta bonita y coqueta villa francesa.

Besos y abrazos para todos!

Fotos: Elisa Tcach

Anuncios