Rock and Roll Madrid, hamburguesas con buena música y mucho arte

El 6 de abril cuatro amigos de toda la vida abrieron con muchas ganas e ilusión un sueño que tenían pendiente desde hacía tiempo. Borja, Alberto, Carlos y Carlos Zarín deseaban compartir con todo el mundo la fusión entre la buena música que siempre les ha gustado con su plato de comida preferido, la hamburguesa.

Conozco esta pequeña historia porque Marta me la ha contado de primera mano entre café y café en nuestra oficina. A diario me iba transmitiendo con ilusión las obras, las catas de carne (a veces cruda) que han tenido que hacer, la selección de los nombres para la carta, la diferencia que había entre diversos distribuidores de pan y un largo etcétera de problemas que se transformaban en ilusión y en sonrisas cuando por fin daban con la tecla deseada.

Rock&Roll Madrid

Marta es menudita (como le digo con cariño) porque su enorme corazón no le deja hueco para todo el chocolate que come a diario. Y como no para de ser agradecida por todo, quiso que fuera con unos amigos a comprobar con nuestros propios ojos este sueño de sus amigos. Y para allá que fuimos con Luis, Laura, Miguel, Laura Farinelli y Jesús.

Primero nos ubicamos. Rock & Roll Madrid está en la zona centro, en la calle Mesón de Paños 1. Su ubicación es perfecta para hacer una parada, coger fuerzas y seguir de ruta por el foro. Si vas en metro, lo mejor es Ópera o Mayor. En coche, tienes al lado el parking de la Plaza Mayor.

Rock & Roll Madrid

Kurt Cobain y Courtney Love esconden los baños

El restaurante está dividido en dos estancias. La primera es una pequeña barra con algunas banquetas y unos cuantos sillones para todo el que quiera tomar una copa con buena música. La segunda, el salón de comidas. Tiene capacidad para unas treinta personas por lo que es ideal para cualquier tipo de evento que queráis realizar para un grupo de ese tamaño. Todo el local está cuidado al detalle y esconde pinceladas musicales muy trabajadas y originales: mesas tematizadas con grupo de música (Beatles, The Who, The Rolling Stones, Nirvana, etc…), guitarras por algún que otro rincón, una pared entera dedicada a Mike Jagger y unos baños que están escondidos bajo las figuras de Kurt Cobain y Courtney Love.

Bombones de foie trufados

Bombones de foie trufados

Como probar toda la carta era un poco locura, nos seleccionaron para la noche una degustación de seis entradas (tres de ellas fuera de carta) y una hamburguesa a elegir. La idea era poder probar lo que ya les funciona bien y que les diéramos nuestra opinión de nuevas ideas que tienen en mente.

Mi corazón quedó dividido en los entrantes entre los bombones de foie trufados y los langostinos rebozados de maíz. ¡Deliciosos ambos!

En cuanto a la hamburguesa me decanté por la Elvis. Había oído tanto hablar de ella antes de ir, que quería hincarle el diente y ver que todas las bondades que me había dicho Marta eran verdad. Comprobé que mi amiga no me mentía. Esta preciosidad consta de 200 gramos de carne (las diez hamburguesas que tienen en carta son de ese tamaño), foie a la plancha, bacon, cebolla, boletus y queso parmesano. Lo sé, ahora mismo estáis salivando.

La preciosa y deliciosa hamburguesa Elvis

La preciosa y deliciosa hamburguesa Elvis

Hay que decir que muchos de sus platos tienen un toque japonés. Carlos, el chef, viene del Kabuki y se nota ese pasado de cocina oriental que ha estado elaborando en los fogones hasta ahora.

Según nos comentaron, en esta misma semana también podréis degustar de un menú diario que constará de un entrante, una hamburguesa (podrás elegir las mismas que hay en carta, pero será de 150 gramos) patatas fritas a elegir entre normales y con ajo, y bebida. Todo esto por 11 €.

Rock&Roll Madrid

El chef Carlos Zarín

Rock & Roll Madrid abre todos los días de 12:30 a 02:00 de la madrugada ininterrumpidamente, excepto los domingos que sólo están abiertos al mediodía y los lunes que está cerrado por descanso. Para los que disfrutáis con un buen gintonic, os aconsejo que os quedéis haciendo la digestión en su pequeño salón de entrada degustando cualquiera de sus veinte tipos de ginebras. Eso mismo es lo que hicimos nosotros saboreando una 209.

Espero que no perdáis la oportunidad de poder asomaros por este rincón muy pronto.

Besos y abrazos para todos!

Anuncios